Una mirada detrás de la disminución en la inmigración ilegal de EE.UU.

Una mirada detrás de la disminución en la inmigración ilegal de EE.UU.

Story tools

Comments

A A AResize

Print

Share and Email

 

English Translation

Nota de Redacción: Un reciente artículo de opinión del New York Times de Dowell Myers sostiene que es necesario pasar de una "política de inmigración", centrada en la vigilancia fronteriza, a una "política de inmigrantes" centrada en la integración de las personas que ya están aquí. El argumento se basa en los informes de que la inmigración ilegal a los Estados Unidos ha caído dramáticamente. Michelle Mittelstadt, directora de comunicaciones para el Migration Policy Institute (Instituto de Política Migratoria), toma una mirada de cerca detrás de los números en el contexto de las tendencias de la migración global.


La inmigración ilegal a los Estados Unidos se ha desplomado, con entradas significativamente ralentizadas por la continua debilidad en el mercado laboral y el control reforzado en las fronteras de EE.UU. y en el interior.

Otros factores también están en juego, así: Los cambios demográficos en México y El Salvador que están reduciendo las presiones migratorias, la probabilidad de mercados más vibrantes de exportación de México y Centroamérica (y por lo tanto las oportunidades de empleo) mientras el yuan chino adquiere más fuerza y hace los bienes de China más caros, y destinos cada vez más atractivos para los emigrantes en el resto del hemisferio, incluyendo Canadá, Brasil y Chile.

La inmigración ilegal es el flujo migratorio más sensible a los cambios del mercado laboral, así que tiene sentido que este ha sido el más perturbado (en los Estados Unidos y otros países principales que reciben inmigrantes) como resultado de la Gran Recesión. ¿Quién quiere llevar a cabo un costoso, arriesgado y potencialmente peligroso viaje si no hay la certeza de un trabajo en espera al otro lado? En particular, si se ha corrido la voz que el control ha aumentado, no sólo en las fronteras, sino en el interior de los EE.UU. como resultado de una aplicación federal más robusta, así como las acciones de un número de estados.

Los flujos de inmigración legal a Estados Unidos han sido mucho menos afectados por la incertidumbre económica mundial. Los informes más recientes del Departamento de Estado y la Oficina de Estadísticas de Inmigración del Departamento de Seguridad Nacional muestran una fuerte demanda de visas de inmigrante. (Tenga en cuenta que una parte significativa de las tarjetas de residencia en realidad se otorgan a personas que ya viven y trabajan en los Estados Unidos con visas de no inmigrante, tales como la visa H-1B). Aunque un vistazo a las últimas concesiones de tarjetas de residencia muestran un leve aumento en las tarjetas de residencia para los recién llegados.

Lo que se ha reducido un poco es el ajuste de estatus para las personas que ya están en los Estados Unidos, y que muy probablemente tiene más que ver con las evaluaciones y el tramite que con una reducción en el deseo de venir a los Estados Unidos.

Un vistazo a las más recientes admisiones de no-inmigrante (H-1B, visas de estudiante, transferencias entre compañías, etc.) muestra que la mayoría de las categorías han aumentado, lo que sugiere que no hay una disminución de interés en los Estados Unidos como un destino de trabajo/vida.

A nivel internacional, las estimaciones de las Naciones Unidas que data de 1990, han demostrado que alrededor del 3 por ciento de la población mundial, o 214 millones personas, se compone de los emigrantes internacionales. Si bien esa cifra se ha mantenido en gran parte estable como porcentaje de la población mundial, lo que ha cambiado en las últimas décadas es el aumento de la concentración de esa población emigrante en países ricos. Mientras que la recesión pudo haber amortiguado algún movimiento por un tiempo, hay algunos reajustes interesantes que podrían estar tomando lugar. Por ejemplo:

En América Latina, Brasil y Chile, por ejemplo han probado ser más atractivos para la migración regional ya que sus economías han superado a las de sus vecinos.

En Asia, habrá más migración internacional entre países asiáticos, reduciendo la reserva de emigrantes altamente calificados actualmente inclinados hacia América del Norte o Europa. Parte de eso es debido a los datos demográficos muy diferentes en la región, con algunas poblaciones, como la de China envejeciendo más rápido que otras.

En Europa, los países que históricamente fueron países de emigración, pero que se convirtieron en países de inmigración en los últimos años (Irlanda y Grecia en particular) pueden estar volviendo a sus pasados. Hay muchas historias anecdóticas de los griegos calificados saliendo hacia Australia, los irlandeses se dispersaron a través de Europa y los Estados Unidos, los portugueses están regresando al mundo Lusófono que fue una vez parte de su imperio (especialmente Angola). La recolección de datos se está quedándose atrás de esta realidad, pero los datos de 2011 y 2012, cuando este disponible, contara esta historia con más claridad.

Sin embargo, en medio de la discusión de una carrera mundial de emigrantes internacionales, vale la pena recordar que cualquier competencia plena probablemente será reservada para un número muy pequeño de los poseedores más calificados de conocimiento apreciado - en informática, ingeniería y ciencias, por ejemplo - y no para la gran mayoría de los candidatos a la emigración. Dicho esto, algunos gobiernos (Canadá, Singapur, el Reino Unido, Australia y Europa) han sido más conscientes de sus políticas en los últimos años, lo que les permite ir tras el talento, en todos los niveles, lo que complementa sus necesidades del mercado laboral. Y hay reajustes demográficos, educativos y económicos que toman lugar que a la larga puede hacer que los Estados Unidos y otros importantes países receptores de migración ya no sean el destino más preciado para innumerables emigrantes posibles de todo el mundo.
 

Comments

 

Disclaimer: Comments do not necessarily reflect the views of New America Media. NAM reserves the right to edit or delete comments. Once published, comments are visible to search engines and will remain in their archives. If you do not want your identity connected to comments on this site, please refrain from commenting or use a handle or alias instead of your real name.