Manifestantes realizan una vigilia para madre deportada de Los Angeles

Manifestantes realizan una vigilia para madre deportada de Los Angeles

Story tools

A A AResize

Print

 
Read in English

Los Ángeles, Cal.- Al borde del llanto, Gerardo Quiñonez, dijo no saber que futuro le depara ante la perdida no solo de su vivienda sino también de su esposa Blanca Cárdenas deportada recientemente a México por la Oficina de Control de Inmigración y Aduana (ICE).

Blanca madre de 2 hijos, Luis y Gloria de un año y 7 meses, fue arrestada y luego deportada al enfrentar una orden de desalojo hace 15 días.

Ayer por la tarde apoyado por organizaciones civiles que luchan contra la perdida de vivienda, Quiñonez -mexicano inmigrante del estado de Durango y ahora ciudadano de los Estados Unidos-, realizó una vigilia frente a la casa que por 10 años habitó esperando que el banco sea justo con su familia quien además de la perdida de su hogar enfrenta su separación.

Quiñones, dice que su esposa y él estaban peleando su casa con el banco de américa. La pareja se declaró en quiebra pensando que los protegería de una ejecución hipotecaria, pero no fue así y el banco vendió su casa a un nuevo propietario.

Durante la vigilia, Quiñonez fue notificado por alguien de los participantes de la manifestación que la policía les comunicó que nadie iba entrar a la vivienda hasta que se arreglara su caso en la corte. Hecho que la gente tomó como un triunfo.

Sin embargo, Quiñonez dijo sentirse destrozado, pero con buen ánimo por el apoyo de la gente y de organizaciones civiles como Hermandad Mexicana quien en voz de su presidenta Gloria Saucedo dijo que la familia de Blanca Cárdenas enfrenta una tragedia por la perdida de su casa y la deportación.

“Las leyes de inmigración están fracturadas, es por eso que tenemos que luchar para que cambien las leyes”, dijo Saucedo quien señaló que la comunidad hispana es la más afectada por la crisis hipotecaria y nadie los está ayudando.

Saucedo dice que ellos están trabajando con 100 familias hispanas para luchar en contra de la ejecución hipotecaria.

“Tenemos 3 años luchando contra el despojo de casas, con un 15 por ciento de éxito de que los dueños se queden con su casa reveló”.

En ese bajo porcentaje no se encuentra la familia Sánchez y González, la primera perdió su casa hace 4 años y la última hace 2 años. La familia González quien tenía su casa en el área de San Fernando perdió su batalla con el banco y fue desalojada.

“Es muy duro, la falta de trabajo y las hipotecas caras”, dice la familia González fue el factor para la perdida de su vivienda.

Esta tarde ambas familias se unieron a la vigilia para mostrar su apoyo a Blanca y su esposo Gerardo. “Estamos aquí para apoyar a Blanca, esperando que no les suceda a otras familias la separación y la perdida de sus viviendas. Ahorita son ellos mañana no sabemos”, mencionaron.
Ocupamos L.A. conjuntamente con otras organizaciones civiles planean para este domingo una marcha que saldrá a las 10:00 a.m. de la Placita Olvera para protestar en contra de la deportación y la ejecución hipotecaria.