ACA cerraría la brecha ‘deplorable’ de salud de la Florida

ACA cerraría la brecha ‘deplorable’ de salud de la Florida

Story tools

A A AResize

Print

 

English Translation

MIAMI - Las figuras son deplorables.

Uno de cada 13 niños estadounidenses sin seguro médico vive en la Florida.

Cerca de 500.000 niños en la Florida no tienen acceso a servicios de cuidado de salud, aunque sean elegibles para cobertura financiada por el estado debido a los ingresos bajos de sus padres.

Casi la mitad de estos 500.000 niños viven en uno de seis condados - Miami-Dade, Hillsborough, Broward, Palm Beach, Orange y Duval.

En la Florida, las disparidades en el acceso a la atención médica y cobertura para las personas de bajos ingresos y familias trabajadoras, y en especial para los niños, es agobiante. En la Florida, el 13,8 por ciento de los niños no tienen seguro médico – dejando el estado en el cuarto puesto con la tasa mayor en el país, solo superado por Nevada, Texas y Carolina del Sur.

La Ley de Asistencia Asequible (ACA por sus siglas en inglés) podría cambiar estas disparidades, o tan siquiera disminuirlas al ofrecer atención médica universal a las familias. Los defensores de la reforma de salud dicen que esto evitará mayores gastos médicos a largo plazo.

Esta fue la discusión de cinco expertos de la salud que participaron en un panel sobre la reforma de salud en la Florida en el United Way de Miami este martes.

Durante la charla, Laura Goodhue, director ejecutivo de Florida Community Health Action Information Network (CHAIN por sus siglas en inglés) dijo que la reforma de salud destaca el acceso al cuidado, incluso los muchos niños sin seguro médico en la Florida que son elegibles para estos programas

"La razón por que nos centramos en los niños ahora se debe a la atención que se esta prestando a los adultos", dijo Goodhue. "Cuando los adultos comienzan a firmar para el seguro, nos da la oportunidad de hablar acerca de los niños e ingresarlos al sistema".

La discusión se centró en cómo la reforma de salud afectará a los niños en el estado y también en la ampliación del programa de Medicaid, lo cual incluirá a todos los adultos recién elegibles bajo ACA. Los panelistas también discutieron una medida presentada a la legislatura estatal, cual eliminaría el período de espera de cinco años para que los hijos de los inmigrantes legales puedan obtener cobertura bajo el programa estatal KidCare.

La discusión - que fue organizada por New America Media, la asociación más grande de la nación de los medios de comunicación étnicos, y financiada por The Atlantic Philanthropies -- se llevo a cabo una semana después que el gobernador Rick Scott cambió su posición anterior y recomendó la expansión de Medicaid en la Florida. La decisión de Scott podría tener un impacto notable en la Florida, donde hasta 1,2 millones de floridianos podrían inscribirse en planes de cuidado de salud privados. Si la legislatura, controlada por los republicanos, aprueba el plan de Scott el próximo mes, la Florida se convertirá en uno de los estados más grandes de extender la cobertura de salud para los trabajadores pobres.

Scott es uno de los siete gobernadores que en los últimos meses han anunciado planes de expansión de Medicaid en sus estados. Los otros incluyen el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie, un republicano que hizo el anuncio esta semana así como los gobernadores de Nuevo México, Arizona, Michigan, Nevada, Dakota del Norte y Ohio.

La expansión de Medicaid, una inversión

Los defensores de la reforma de salud y la expansión de Medicaid creen que este cambio ayudará a salvar vidas a través de la atención preventiva y contribuiría millones de dólares a la débil economía del Estado, creando decenas de miles de puestos de trabajo.

"No podemos permitirnos no expandir Medicaid debido a las barreras legislativas que se han puesto", dijo Karen Woodall, directora ejecutiva del Florida Center for Fiscal and Economic Policy, una organización sin fines de lucro que investiga cómo la política fiscal y económica a nivel estatal afecta a individuos, familias y empresas de bajos y moderados ingresos.

"Y está la noción de que el dinero irá a algún vacío", continuó Woodall. "Pero esa cantidad de dinero irá directamente a la economía y dará un impulso económico muy necesario en el estado, creando 60.000 puestos de trabajo durante el primer año y hasta 80.000 el año siguiente".

Woodall dijo que la Florida ganará por lo menos $ 20,3 mil millones en los próximos 10 años, lo que ampliará la cobertura de atención médica para trabajadores de bajos ingresos en un estado donde las industrias del turismo y la agricultura tienen más de 2 millones trabajos de bajos salarios.

"Estas hablando de medio millón de personas que trabajan pero no tienen seguro médico", dijo Woodall, y señaló que la expansión de Medicaid hará que estos trabajadores sean elegibles para cobertura.

La Florida se ahorrará hasta $ 100 millones por año al aceptar el dinero federal para la expansión de Medicaid, según un estudio realizado por el Center for Children and Families de la Universidad de Georgetown.

"Eso es porque la gente no asegurada recibe algún tipo de atención hoy en día y el estado lo está pagando, pero por desgracia lo que no están recibiendo es la atención preventiva y primaria, por lo que terminan más enfermos, llevándose a sí mismos a la quiebra y terminando en las salas de emergencia", dijo Joan Alker, una profesora de la Universidad de Georgetown y co-director del CCF.

Cobertura médica para los hijos de inmigrantes legales

En el 2009, el Congreso dio a los estados la opción de permitir que los niños de inmigrantes legales calificaran para Medicaid y el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP por sus siglas en inglés) sin tener que esperar los cinco años que se aplican para la mayoría de los programas de asistencia pública para inmigrantes. Ahora, 21 estados permiten a los niños que son inmigrantes legales inscribirse en Medicaid o CHIP sin esperar.

Diana Ragbeer, directora de política pública y comunicaciones para el Children's Trust of Miami-Dade, dijo que el grupo apoya una medida propuesta, la SB 704, promovida por el senador Rene Garcia (R-Hialeah), lo cual eliminaría la espera de cinco años y permitiría aproximadamente a 20.550 niños inmigrantes legales inscribirse en KidCare. Un proyecto de ley similar, HB 4023, promovido por el representante estatal José Félix Díaz (R-Miami), está siendo debatido en el congreso estatal.

"Estas son familias que están trabajando y pagando impuestos aquí. Ellos viven aquí y están gastando dinero en la Florida", dijo Ragbeer.

Los expertos dicen que hay fondos no gastados del estado ya destinados a la cobertura de salud de los niños, así como el dinero liberado como consecuencia del aumento de los fondos igualados por el gobierno federal. Eso significa que el estado tiene por lo menos $ 39,1 millones para cubrir estos gastos.

Ragbeer y los otros panelistas dijeron que la falta de cobertura de salud a niños, incluyendo los de inmigrantes que residen legalmente, conduce al retraso en obtener necesidades de salud, que terminan requiriendo tratamiento más caro en el futuro.

"Es una cuestión de eliminar la barrera que ha sido colocada frente a estos niños, para que puedan tomar una mordida a la manzana", dijo Woodall. "Estamos pagando por estos niños de todos modos y vamos a pagar más cuando se presenten en la sala de emergencia. Al final del día, nosotros tenemos el dinero necesario en el sistema".

El evento también trató de disipar los mitos acerca de ACA y educar al público sobre cómo la reforma de salud afectará a la Florida.

"Estos cambios ayudarían bastante a asegurar que los niños y adultos se inscriban y permanezcan inscritos", dijo Goodhue. "La ley se trata de racionalizar el proceso y permitir el acceso a la atención médica".

Ragbeer estuvo de acuerdo.

"Cuando la familia entera está cubierta, se convierte en un estilo de vida, porque hacen citas para chequeos y todos tienen acceso en lugar de solo llevar al niño a la sala de emergencias cuando él o ella se enferme", dijo Ragbeer.