Mamá es una de ellas

Mamá es una de ellas

Story tools

A A AResize

Print

 
Foto: Aurelia Ventura/La Opinion

La reforma de salud ya está ayudando a las personas que luchan por obtener un seguro de salud. Lo sé, mi madre es una de ellas.

Yo tenía 10 años cuando se le diagnosticó mi madre lupus crónico, una enfermedad en la que el sistema inmunológico se descontrola y ataca los tejidos sanos. Esto la hizo entrar en el mundo de las "condiciones preexistentes" que dificultaba el acceso de mi familia a un seguro de salud. La Ley de Asistencia Asequible, que celebró recientemente su tercer aniversario está a punto de hacerle la vida mucho más fácil.

Mamá emigró de México a los Estados Unidos a los 17 años, estableciéndose en Watsonville, California. El ser indocumentada y no conocer el idioma, le dio pocas oportunidades de empleo, trabajando en los campos agrícolas y las industrias de producción de embalaje del Valle de Salinas durante los siguientes 30 años de su vida.

Afortunadamente, mi madre adquirió la residencia legal en sus treinta y pocos años, lo que le permitió pagar la cobertura de salud a través de su empleador. Luego, a los 40, se le diagnosticó el lupus crónico. Había mañanas cuando despertaba casi paralizada, sin sentir su brazo izquierdo y apenas podía levantarse de la cama.

Tengo muchos recuerdos de visitar a mi madre en el hospital, llevándola a tratamientos costosos y siendo traductor entre mamá y los profesionales de la salud. A los 16 años, empecé a trabajar para ayudar a mi familia ya que nuestro seguro no cubría la mayor parte de los gastos de hospitalización de mamá. Mamá trató de inscribirse en varios planes de seguros de salud que puedan abordar mejor sus necesidades, pero se le negó la cobertura debido a su condición pre-existente.

Eso está a punto de terminar. A partir de enero de 2014, la gente como mi madre va a ser capaz de adquirir un seguro médico y no tener que preocuparse de ser negado cobertura debido a una condición pre-existente.

La enfermedad de mi madre empeoró en 2007, cuando mi padre fue hospitalizado debido a un aneurisma cerebral. Ella fue hospitalizada debido a un estrés excesivo, complicado por un recrudecimiento lupus. En ese entonces visitaba simultáneamente a mis padres en el hospital.

Mi padre finalmente falleció durante la cirugía cerebral, que puso a nuestra familia en necesidad financiera grave. Ahora empleada a tiempo parcial y todavía sin seguro médico, mi madre ve las oportunidad de la Ley de Asistencia Asequible como un faro de esperanza. Los cambios en los requisitos de elegibilidad de Medi-Cal debido a la reforma de salud significa que mi mamá va a ser elegible para inscribirse.

La expansión de Medi-Cal puede ayudar a millones de personas. Necesitamos el gobernador Brown para hacer lo que sea equitativo para todos los californianos al tener el estado continuará supervisando Medi-Cal y continuar asignando recursos para nuestros condados para garantizar una red de seguridad sólida para aquellos que no están cubiertos, incluyendo los indocumentados.

Ahora estamos en el proceso de firmar a mi mamá para el Programa Salud de Bajos Ingresos de nuestro condado, que actúa como puente con Medi-Cal para personas como ella que tienen derecho a unirse al programa en enero. Al poco tiempo, mi mamá va a tener la seguridad de contar con la cobertura de salud y sabiendo que su enfermedad no la arruinará económicamente Millones de estadounidenses pronto tendrán la misma tranquilidad, gracias a la reforma de salud.