Defensores: Expansion de Medicaid salva vidas, crea trabajos

Story tools

A A AResize

Print

 
 
JACKSON, MS - El día en que su médico le dijo que tenía una insuficiencia renal aguda y tenía que comenzar la diálisis, Mary Davis estaba más preocupada por el costo del procedimiento que por su salud. "Pensé, '¿cómo puedo pagar eso?' No tenía ni idea", recuerda Davis, de 54 años. "Ya me preocupaba de pagar mis cuentas mensuales de servicios públicos".

Como se vio después, su diálisis de tres veces a la semana costo al menos 20.000 dólares en los primeros tres meses solamente. Davis, quien había dejado su trabajo de $ 10 la hora limpiando una oficina en el centro de Jackson cuando su salud empeoró, no tenía seguro. Afortunadamente, como madre soltera de dos hijas, ella era elegible para el programa de Medicaid de Misisipí para adultos de bajos ingresos. Dos años más tarde, ella dice que no lo hubiera hecho sin Medicaid.

Misisipí tiene alrededor de 500.000 personas sin seguro médico, de los cuales 73,3 por ciento pertenecen a familias con al menos un miembro que trabaja a tiempo completo o tiempo parcial. Cerca de 46,7 por ciento de los afro americanos en el estado no tienen seguro médico, comparado con el 28,1 por ciento de los blancos. Más del 43 por ciento de los 42.000 hispanos de Misisipí no tienen seguro médico, según el Consejo Nacional de La Raza, una cifra que refleja el alto número de hispanos indocumentados del estado.

Si el estado se compromete a expandir Medicaid a los residentes de Misisipí en o por debajo del 138 por ciento del nivel de pobreza federal bajo la Ley de Asistencia Asequible, unos 280.000 a 310.000 adultos serían elegible para el seguro de salud a través de Medicaid, además de 50.000 niños, según un estudio publicado en 2012 por el Centro de Investigación de la Universidad de la Institución de Educación Superior de Misisipí (IHL por sus siglas en inglés).

Sin embargo, la plena aplicación de ACA en Misisipí se ha enfrentado a una dura batalla en la legislatura del estado. Mientras que los demócratas impulsan la expansión, diciendo que beneficiara a cientos de miles de personas de bajos ingresos, los líderes republicanos, entre ellos el gobernador de Misisipí Phil Bryant, siguen siendo escépticos, argumentando que la expansión podría aumentar dramáticamente el gasto del estado en Medicaid para cubrir las inscripciones adicional de padres e hijos actualmente elegibles.

Según el Centro de Presupuesto y Prioridades Políticas, Misisipí gastará $ 152 millones más en Medicaid para cubrir la inscripción adicional de los niños y padres de familia elegibles hasta 2022, con o sin la expansión. Este gasto adicional, sin embargo, es sólo un 7,6 por ciento más que lo que el estado habría gastado en Medicaid en ausencia de ACA.

Pero, suponiendo que habrá una alta tasa de participación bajo la expansión de Medicaid, el estudio del IHL reveló que los dólares federales que se derivarán a Misisipí podría oscilar entre una cantidad anual estimada de $ 426 millones en 2014 a $ 1,2 mil millones en 2025. Como resultado, el flujo de dólares federales también aumentara drásticamente la tasa de empleo del estado, lo que traería una estimación de 4.178 puestos de trabajo adicionales en 2014 y 8.860 puestos de trabajo en 2025.

"Ahora mismo, estamos en una batalla política entre el rojo y azul", dijo Kim Robinson, directora de programas de Iniciativas de Políticas Nacionales para el Fondo de Defensa del Niño, en una conferencia de prensa aquí con los medios étnicos.

La realidad es que dañaría la economía de Misisipí si el estado no opta por la expansión, agregó Robinson. Con más y más pacientes sin seguro médico llegando a las salas de emergencia, "los hospitales aquí finalmente cerrarían ... y veremos muchos despidos y disminución del presupuesto", dijo. "Con la expansión de Medicaid", por otro lado, "el estado recibirá los beneficios completos de ACA del gobierno federal".

A partir de 2014, durante los primeros tres años, el gobierno federal pagará el 100 por ciento de los costos asociados para los que están recién elegible para Medicaid. Después de eso, el porcentaje que cubrirá el gobierno federal se reducirá gradualmente. En 2020, el estado asumirá sólo el 10 por ciento y el gobierno federal seguirá pagando el 90 por ciento de los costos.

"Mi preocupación principal es conseguir que el público este informado", dijo Linda Rigsby, abogada de la ley de salud para el Centro para la Justicia de Misisipí, durante la sesión informativa, "y que deben obtener la información correcta y disipar los mitos".

Un mito es que tal vez el gobierno federal no pueda ser capaz de proporcionar la financiación y el estado sufriría aún más con las personas adicionales en el programa de Medicaid.

"Ese miedo de gobierno federal ¬– no podemos operar de esa manera en el siglo 21", dijo Rims Barber, director de la Coalición de Servicios Humanos de Misisipí. "Tenemos que cambiar la mentalidad y exigir la expansión de salud".

Otro de los mitos, de acuerdo con Rip Daniels, presentador de un programa de radio local, dirigido a los afro americanos, es que "hay mucha gente que va para cosas gratis. La realidad es que, incluso yo, que tengo un trabajo y seguro, no es suficiente" para cubrir gastos médicos más grandes".

Daniels desafió a los funcionarios electos de color en la legislatura "que hablan con el silencio" a apoyar abiertamente la expansión de Medicaid porque saben que ayudaría al estado y las personas de Misisipí.

En cuanto a Mary Davis, no tenía dudas de que hay miles de personas–podría ser un hermano, una hermana o un amigo–en condiciones médicas similares a ella, que van a beneficiarse de la expansión de Medicaid. "Cualquier cosa que diga la gente, es un salvavidas", dijo.