¿Quién le tiene miedo a los estándares comunes? No California

¿Quién le tiene miedo a los estándares comunes? No California

Story tools

A A AResize

Print

 
 
English

Las escuelas de California se están acercando a la plena aplicación de los estándares comunes, y con ella nuevas pruebas estandarizadas, las expectativas más rigurosas para las aulas, y más de mil millones de dólares en fondos estatales para los distritos escolares.

Pero las encuestas muestran que casi tres de cada cuatro californianos todavía se pregunta - ¿qué son los estándares comunes?

"Estamos cambiando a un nuevo conjunto de normas", explica Arun Ramanathan, director ejecutivo de Education Trust-West, una organización de investigación y de defensa de la educación localizada en Oakland. "Las propias normas exigirán más de nuestros estudiantes, y de muchas maneras más de nuestros maestros".

Aprobados en California en 2010, los estándares comunes son un nuevo conjunto de directrices para la educación con el fin de hacer que los estándares del currículo de matemáticas y de lectura y escritura sean consistentes en todos los estados del país, y para armonizar las normas con mayores expectativas de aprendizaje para los estudiantes. Hasta la fecha, 45 estados han firmado la iniciativa.

Las normas son nacionales, pero no fueron desarrolladas por el gobierno federal. Fueron creados por un equipo de expertos en educación, incluyendo aquellos con conocimiento de los sistemas de educación en otros países, que fueron reunidos por la Asociación Nacional de Gobernadores.

"Ellos estaban realmente buscando lo que es la norma que necesitamos para tener éxito", dijo Ramanathan.

Las nuevas normas hacen hincapié en el pensamiento crítico y la comprensión profunda de las ideas clave, habilidades que los estudiantes tendrán que demostrar oralmente y por escrito, tanto en el aula como en los exámenes estandarizados.

¿Qué estaba mal con las viejas pautas?

Las viejas pautas curriculares de California "fueron llamadas una milla de anchas y una pulgada de profundas", dijo Ramanathan a la prensa el pasado martes en una sesión informativa organizada por New America Media.

Un ex maestro, él dice que los estándares comunes trae "una reducción en el número total de normas" lo que permitirá a los maestros tener "la capacidad de atender las necesidades de los estudiantes que se están quedando atrás, pero también a los estudiantes que están sobresaliendo".

Iris Taylor, superintendente asistente de currículo e instrucción para el Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de Sacramento, está de acuerdo. Desde 2010, Taylor ha ayudado a dirigir los esfuerzos para implementar las nuevas normas en su distrito. Ella dice que los estándares comunes animan a los educadores a "profundizarse en algunas normas en lugar de tratar de cubrir una multitud de normas".

Las nuevas áreas de énfasis, dice, se traducirán en "preparación universitaria y profesional para todos los estudiantes, no sólo unos pocos".

Cambios en matemáticas y lectura y escritura

En matemáticas, los estándares comunes reducirán la cantidad de contenido y el número de temas que están siendo tratados a favor de que los estudiantes obtengan una comprensión más profunda de un menor número de conceptos clave y poder "utilizar el lenguaje de las matemáticas para describir su forma de pensar", dice Taylor.

Profesora de educación matemática en UC Santa Cruz Judit Moschkovitch esta de acuerdo que en matemáticas, los estándares comunes representa "un cambio hacia equilibrar la comprensión y el cálculo".

Moschkovitch dice que los estudiantes tendrán que comunicarse verbalmente acerca de las matemáticas entre sí y con sus profesores durante la clase de matemáticas, lo que apoyará la comprensión y recordar conceptos matemáticos.

En lectura, escritura y la alfabetización, los estándares comunes traen un mayor énfasis en la no ficción, ya que, como dice Taylor, la no ficción representa el tipo de escritura que los estudiantes encontrarán más en la universidad y en sus futuros puestos de trabajo.

Según Taylor, los estudiantes leerán textos de niveles superiores de complejidad que antes, y se requerirá la crítica de las ideas presentadas en el texto y responder oralmente y por escrito.

Apoyo para los estudiantes de inglés

Ramanathan cree que la implementación de los estándares comunes es "fundamental para el éxito de los estudiantes de California en todos los ámbitos", y que en particular puede beneficiar a los estudiantes aprendiendo inglés. Una cuarta parte de los 6 millones de estudiantes matriculados en las escuelas públicas de California están aprendiendo inglés.

Héctor Pérez-Roman, que enseña historia del mundo AP en el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, dice que el énfasis de los estándares comunes de discusión en grupo en el aula se ha convertido en "una poderosa herramienta" para ayudar a sus estudiantes a comprender las tareas de lectura.

Pérez-Roman enseña en el Valle de San Fernando en una escuela secundaria, donde el 95 por ciento de los estudiantes son latinos, y casi la mitad de los estudiantes en algún momento han sido clasificados como estudiantes aprendiendo inglés. Él dice que cuando los estudiantes trabajan en grupos, es capaz de hacer que los estudiantes que tienen fortalezas y debilidades en diferentes áreas trabajen juntos de manera que se complementen las habilidades de cada uno.

Taylor añade que el énfasis en la discusión verbal en matemáticas - por ejemplo, hablando a través de problemas de palabras - también sirve para apoyar el aprendizaje del inglés.

Moschkovich está de acuerdo. Como copresidente del grupo de trabajo de matemáticas de la iniciativa Understanding Language de Stanford, ha estudiado durante mucho tiempo la educación matemática para estudiantes aprendiendo inglés". Comunicarse sobre las matemáticas no sólo es compatible con la comprensión matemática, sino también aprender inglés".

Los críticos de los estándares comunes se preocupan que algunos maestros puedan no estar preparados para enseñar a las nuevas normas, ampliando la brecha de logros que ya existe en California.

Moschkovich señala que el éxito de las nuevas normas dependerá de las escuelas y los estudiantes teniendo acceso a "materiales de alta calidad" y "maestros calificados".

Taylor añade que la implementación "no va a suceder de la noche a la mañana", pero pasarán años antes de que las normas estén en pleno funcionamiento en todas las escuelas de California.

¿Qué pasa con la brecha digital?

Las primeras pruebas estandarizadas de los estándares comunes, que se planea para el año escolar 2014-2015, se administrarán por computadoras.

Los $ 1.2 mil millones asignados por el estado para la ejecución de los estándares comunes en parte ayudarán a pagar por las necesidades técnicas necesarias para las pruebas adaptadas de computadora, de acuerdo con Ramanathan. Las pruebas, explica, ajustarán el nivel de dificultad en función de si el estudiante responde a las preguntas correctamente o no.

Pero todavía hay preocupación de que los estudiantes no tendrán el mismo acceso a la tecnología. Entre los desafíos que aún deben abordarse son el ancho de banda, conectividad a Internet, y el número de computadoras y otros dispositivos disponibles que los estudiantes podrán utilizar.

Y si bien una parte de los fondos del estado se destinará a comprar dispositivos, Taylor añade que estas herramientas no deben "ponerse en un clóset y ser guardados para las pruebas" - los estudiantes deben tener acceso a la tecnología para que puedan familiarizarse con ella y poder utilizar tecnología fuera de situaciones de prueba.

En cuanto a la evaluación del éxito de los estándares comunes, Ramanathan dice que "dependerá de conseguir que un porcentaje mucho más alto de estudiantes en escuelas públicas entren y terminen colegios de dos y cuatro años".