Los estándares comunes al estilo de Florida

Los estándares comunes al estilo de Florida

Story tools

A A AResize

Print

 

English

A pesar de las maniobras políticas y el debate público en torno a los estándares comunes, las escuelas de la Florida ya tomaron el camino para aplicar estos nuevos estándares de educación. Solo que no los llaman estándares comunes.

Después de más de dos años de debate, el estado sigue adelante con su propia versión de los estándares comunes, los cuales fueron diseñados para mejorar la manera en que las escuelas enseñan y evalúan a sus estudiantes. Los estándares de la Florida difieren de varias maneras, incluso con adiciones como la escritura cursiva y el cálculo. Los funcionarios están considerando agregar nuevas normas y estándares, ademas de introducir evaluaciones para estudiantes de ingles.

"Ajustamos las estándares de la Florida, pero en realidad son estándares comunes —es la política del estado", expresó David Lawrence Jr., del Movimiento de los Niños de Florida y presidente de la Fundación Iniciativa Del Desarrollo Infantil de la Universidad de Miami.

Cuando la Florida se unió a otros 45 estados en la adopción de los estándares comunes en el 2010, se desató un debate sobre si el movimiento significaba renunciar al control del estado sobre las escuelas, si Florida podia apoyar a sus docentes en el proceso de implementación y sobre cómo la Florida manejaría las evaluaciones. Todo esto se debatió mientras los estándares se estaban introduciendo.

Jennifer Hartshorne, directora adjunta de comunicaciones del Departamento de Educación de la Florida, dijo que se trataba de una cuestión de hacer las normas más fuertes.

"En 2010, la junta estatal de educación aprobó los estándares de letras y los estándares de matemáticas que algunos llaman estándares comunes. Florida les echó un vistazo el año pasado y los fortaleció en respuesta a la gran cantidad de interés público".

De acuerdo con la Dra. Karen Effrem, directora ejecutiva de la Coalición de Florida Para Parar Los Estándares Comunes, las normas de la Florida son un 99,1 por ciento estándares comunes. “Fue completamente un cambio de nombre, o como lo hemos bautizado, un mono vestido de seda”.

Ella dice que no hay ninguna diferencia en la manera en que se llame, debido a que muchos de los ajustes no aparecerán en las pruebas y que, además, no hay soluciones para los problemas profundos de las normas.

La confusión sobre las normas puede ser la razón por la cual a principios de mayo el gobernador de Florida Rick Scott firmó una ley de educación que eliminará más de 30 referencias a los estándares comunes de la ley del estado.

¿Y como va la implementación?

De acuerdo con Efrén, los estándares comunes están siendo implementados en grados K-2 en toda la Florida y se implementarán en el resto de los grados a partir del próximo año.

Hartshorne, del Departamento de Educación de la Florida, dice que las nuevas normas ya están en uso en la mayoría de los distritos, en parte debido a que la aprobación inicial de 2010 estipula que los estándares se deben estar aplicando completamente para el 2014-2015.

"La mayoría están enseñando algo de lo que fue adaptado en 2010", añadió.

¿Cómo se compara la Florida con otros estados?

"Aun con toda la polémica y todo el debate, los estándares comunes siguen siendo los estándares de registro de la gran mayoría de los estados. Eso es un gran alcance. Tenemos esta expectativa común de que todos los estudiantes serán expuestos a un aprendizaje que los prepare para la universidad y luego para el trabajo",señaló Daria Hall, directora de Desarrollo de Políticas de K-12 para el Fondo de Educación.

Según el Dr. Wayne Blanton, director ejecutivo de la Asociación de Juntas Escolares de Florida, las normas del estado de la Florida han cambiado sustancialmente y muchos estados podrían seguir el mismo camino.

"Creo que vamos a llegar a una situación donde alrededor de 30 estados van a tener los estándares comunes y algunos tendrán su propia versión, con ajustes basados ​​en las necesidades de esos estados", dijo.

Carrie Heath Phillips, directora del programa para los estándares comunes en el Consejo de Oficiales de Escuelas Estatales, cuya organización está ayudando a coordinar los estándares comunes, cree que ajustar las normas sirve para personalizarlas.

"Desde que los Estándares Estatales Comunes fueron desarrollados en el 2010, los estados han tenido la flexibilidad de agregar material a las normas. Muchos estados han sacado provecho de esto, por ejemplo, incorporando el contenido de las normas o contenido exigido por la legislación del estado a las normas ya existentes o añadiendo información contextual específica al estado", dijo.

Problemas en el horizonte

Según Hall ,de el Fondo de Educación, el verdadero problema está en esos casos donde los estados optan por no adoptar los estándares comunes. Otros motivos de preocupación son los programas de desarrollo docente y las evaluaciones de los estudiantes.

"Algunos educadores todavía tienen que crear su propio material ya que no han recibido los cursos de formación o los recursos", dijo.