Por el amor a la enseñanza - una profesora en Miami

Por el amor a la enseñanza - una profesora en Miami

Story tools

A A AResize

Print

 

NOTA DEL EDITOR: A medida que el final del año escolar se acerca, los estudiantes del país están tomando los exámenes de fin de año. Aquí te traemos la historia de una maestra que trabaja día y noche—con resultados impresionantes—para preparar a sus estudiantes académica y mentalmente.

MIAMI Florida—La primera vez que Lorys Rodríguez se paró frente a un aula para enseñar, estaba asustada. Los niños no la querían allí. Incluso, algunos fueron groseros; al fin de cuentas, ella era su colega.

A los 12 años, Rodríguez comenzó su carrera como maestra cuando su profesora de letras en Cuba, a raíz de un accidente de coche, tuvo que tomar una ausencia temporal.

"Yo iba a su casa a las 8 am para recibir la lección y luego, todas las tardes, me paraba frente a la clase para enseñar lo que había aprendido", dijo.

La clase de séptimo grado que asumió, mientras su maestra sanaba en casa, tenía alrededor de 30 estudiantes.

La enseñanza la lleva Rodríguez en la sangre. Su madre y su abuela enseñaron en Cuba. Su abuela manejó una escuela clandestina durante los años anteriores a la revolución, cuando la enseñanza podía significar detenciones, tortura y encarcelamiento.

Para Rodríguez no hay otra forma. Ella pasa la mayor parte de sus horas enseñando.

"Me encanta, me encanta mi trabajo. Lo hago todos los días. De lunes a viernes desde la escuela y los sábados y domingos desde la casa", dijo.

Hoy en dia, Rodríguez trabaja como profesora de 5º grado en South Miami K-8 Center, una escuela de artes imán que atrae a estudiantes de todo el distrito. Esta escuela regularmente logra un puntaje promedio más alto que los del distrito y del estado en las pruebas de evaluación. Aproximadamente el 60 por ciento de los estudiantes son elegibles para recibir almuerzo gratis o reducido y el 68 por ciento son hispanos. Muchos estudiantes no tienen computadoras o internet en sus casas.

La pasión para hacer que funcione

Vestida con pantalones caqui y con las mangas de la blusa remangadas y con el pelo recogido en una cola, Rodríguez emana calidez y parece muy enfocada.Es también meticulosa y a su vez mantiene una actitud calmada.

Todos los días llega temprano a la escuela para preparar la clase de ese día. A veces esto también implica preparar todos los equipos en el laboratorio de computación. Entre clases, ella da instrucción particular a aquellos estudiantes que necesitan más atención, y ayuda a otros profesores a preparar sus lecciones de matemáticas. Una vez al día trabaja con estudiantes de ESL con una intervención de lectura. Y después de la escuela, se sube a su coche y va a otro lugar donde patrocina sesiones de tutoría hasta las 7:30 pm.

Ella sigue enseñando y explicando con calma en sus sesiones de tutoría, sin importar cuantos estudiantes y padres de familia le están suplicando, pidiendo o demandando a la misma vez.

"Ella es una maestra estricta que ofrece al mismo tiempo una gran cantidad de amor. Ella levanta la autoestima [de los estudiantes] para que puedan tener éxito", dijo Anamarie Moreira, directora del South Miami K-8 Center. "Muchos de sus alumnos vienen con problemas socioeconómicos y de barrios difíciles; ella es capaz de enseñarles y ellos mejoran".

Casi todos los estudiantes en las clases de Rodríguez este año hablan español en casa. Y a pesar de que ella enseña toda su currículo en inglés, a veces se detiene y ayuda a todos aquellos niños que tienen un problema con el español.También traduce su plan de estudios al español y busca software educativo avanzado que tenga contenido tanto en inglés como en español.

El año pasado, nueve de los estudiantes de Rodríguez comenzaron el año escolar por debajo del nivel de grado. No habían pasado su FCAT, el examen de lectura y matemáticas anual llamado el Examen de Evaluación Integral de la Florida. Después de casi un año con ella, todos los nueve pasaron la evaluación del invierno. La puntuación promedio fue del 85 por ciento.

Common Core, los estandares comunes

"Ella es excelente; es muy paciente; verdaderamente explica todo hasta que lo entiendan", dijo Chandra González, cuya hija está en la clase de Rodríguez.

González es uno de los padres que va a las sesiones de tutoría de Rodríguez. Desde que Florida se unió a otros 45 estados para adoptar los nuevos estándares educativos básicos comunes, Common Core, en 2010, Rodriguez ha dedicado tiempo durante estas sesiones para ayudar a los estudiantes y padres a entender el cambio.

Esta noche González ha estado trabajando con su hija en una serie de problemas de matemáticas. De vez en cuando ella le pedía ayuda a Rodríguez.

"Siempre me ha gustado enseñar. Tengo la pasión de explicar", dice Rodríguez al detenerse por un momento antes de añadir: "Yo no era tan buena en matemáticas. Yo quería una profesora que me enseñara matemáticas mejor y lo hiciera más fácil".

Este fue el último año que Rodríguez y otros maestros de la Florida combinaron los estándares de matemáticas básicos comunes, Common Core, con los estándares del estado, los estándares Sunshine State, para salir con un conjunto provisional de normas. Para ello, Rodríguez creó un folleto que ella y otros maestros de 5º grado utilizaron en su escuela. En él, los profesores encontraron dos planes de estudios complementarios abreviados de tal manera que se podía enseñar los estándares sin invertir demasiado tiempo en preparación.

Rodríguez dijo que los resultados de la combinación de las normas valieron la pena, "Cuando presenté un capítulo, vi un mayor nivel de aprendizaje y mucho potencial".

Pero ella no va a olvidar todo el trabajo que implicó llevar esto a cabo. Ni la cantidad de capítulos dentro de varios libros que tuvo que mezclar. "Este año fue un reto. Tuve que hacer muchas copias y pagarlas de mi propio bolsillo.También tuve que pedirles dinero a los padres. No tienes idea de la cantidad de papel que tuve que comprar este año", dijo.

La ayudó mucho el hecho de haber asistido a talleres sobre los nuevos estándares Common Core y también que ella sabía qué asesoría y documentos iba a recibir y qué tenía que crear para asegurar que sus estudiantes tuvieran éxito en las pruebas de evaluación.

Su filosofía

Al fin de cuentas, Rodríguez dice que todo se reduce a las prioridades y, para ella, la educación es una prioridad.

"Yo soy flexible. Si necesitan más días, les doy más días. Y espero que trabajen duro. Yo creo que por eso he tenido éxito en mi carrera", dice. " No me importa enseñar algo 3.000 veces de 4.000 maneras diferentes."

"Su misión personal es asegurarse de que aprendan lo que necesitan. Y luego celebra", dijo Moreira. "Si cumplen un objetivo, como por ejemplo terminar una serie de problemas de matemáticas, ella les compra cosas, les escribe a los padres, nos dice para que lo anunciemos en el sistema de televisión a través de la escuela, me pide que yo celebre con ellos ... refuerza y da motivación para empujarlos. 'Si puedes, tú puedes; eres tú si puedes." Con los estudiantes superdotados ella siempre está en busca de materiales adicionales para que sigan avanzando. Ella no se rinde, siempre está empujando".

Rodríguez emigró sola en 1998, dejando a toda su familia en Cuba. Su madre Ildelisa González aún vive en Cuba. Rodríguez comenzó su carrera como docente en EE.UU. enseñando kindergarden. Su lista favorita de software educativo incluye Reading Plus, I Ready, Success Maker, FCAT Explorer, Think Central, Study Jams, IXL and GO Math!.