Las mujeres también juegan el deporte rey

Las mujeres también juegan el deporte rey

Story tools

A A AResize

Print

 
Foto: Abby Wambach / EFE

English Translation

Con toda la emoción del final del Mundial el fin de semana pasada, ¿sabía que lo que llamamos el Mundial es verdaderamente el Mundial de los hombres y que las mujeres tendrán su Mundial en Canadá el año próximo? Como fan del fútbol, jugadora y mujer, no me di cuenta del otro Mundial hasta empecé pensar en mis jugadoras favoritas y que era raro verlas en competiciones internacionales. Si yo, así, no me di cuenta de que existe un Mundial femenino, supongo que el resto del mundo no se ha dado cuenta tampoco.

El fútbol femenino en los EE.UU. no conoció la popularidad hasta el siglo XX porque las normas sociales en aquel entonces prohibieron ejercicios afuera de los colegios y universidades. Es más, en 1922 cuando un equipo femenino británico vino a los Estados Unidos para hacer una excursión, no existía equipos para jugar en contra de ellas y por eso tuvieron que jugar en contra de los hombres profesionales y semi-profesionales. ¿Es difícil creer que un deporte con 29 millones de jugadores hoy en día fuera casi prohibida hace menos de 100 años?

El interés por el fútbol femenino creció durante el siglo XX y ganó popularidad en el inicio de los años noventa. El primer Mundial para las mujeres fue en 1991 y desde entonces el Equipo Nacional Femenino ha logrado ser al menos tercero en cada Mundial. Igual sucede en los Juegos Olímpicos. El fútbol femenino fue deporte olímpico por primera vez en 1996 y las estadounidenses de nuevo ganaron el primer primer premio.

En el mundo del fútbol femenino, las estadounidenses cuentan sin duda con las mejores, como las japonesas, las chinas, las alemanas, las suecas, las noruegas, las coreanas, las brasileñas, etc. Sería fácil decir que las estadounidenses son las mejores del mundo. La FIFA está de acuerdo, colocándolas en el primer lugar por meses y meses. Además, el Equipo Nacional Femenino ha visto algunas de las mejores jugadoras en la historia del fútbol femenino, como Abby Wambach. Ella superó el récord internacional de 160 goles con 160 en contra de la República de Corea el 21 de junio. Anteriormente Mia Hamm, también de los EE.UU., había logrado 158 goles. Ahora la FIFA ha nombrado a Abby Wambach como “la mejor goleadora del mundo”.

Por otro lado, nadie llama al Equipo Nacional Masculino de los EE.UU. el mejor del mundo, a pesar de los atajadas fenomenales de Tim Howard en contra de Bélgica el primer de julio. La mayoría de la gente cree que el Equipo es mediocre, (aunque ha calificado para cada Mundial desde 1990), mientras el Equipo Nacional Femenino es constantemente el mejor.

Si todo esto es así, ¿por qué nadie le pone la atención a las mujeres cuando lo merecen?

Hay dos barreras obvias que resuelven la pregunta. La primera es que sin importar cual, los deportes femeninos no llaman la atención de la gente como los deportes masculinos. La segunda es que el fútbol no es popular en los EE.UU. a pesar de todo ese ‘hype’ del Mundial. Dice una encuesta Harris publicada por ESPN, “en 2014, el 35 por ciento de los fanáticos dicen que el fútbol americano es su deporte favorito, seguido por el béisbol profesional (14 por ciento), el fútbol americano de la universidad (11 por ciento), carreras de autos (7 por ciento), baloncesto profesional (6 por ciento), hockey profesional (5 por ciento) y baloncesto universitario (3 por ciento). El fútbol claramente no está en la lista.

De todas modos, es la hora para dar a las mujeres los fans que merecen. La mayoría de la gente sabe lo que es MLS (Major League Soccer), pero también existe una liga profesional para mujeres llamada the National Women’s Soccer League (NWSL, por sus siglas en inglés), la unica liga profesional de Division 1 en los Estados Unidos. Consiste de nueve clubes, pero ninguno de Philly. Afortunadamente, uno de los equipos, Sky Blue FC, juega en Yurkak Field en la universidad de Rutgers, poco más que una hora a fuera de la ciudad. Por 15 dolares puede ver las mejores jugadoras como Christie Rampone en vivo. A veces es mejor ver un partido en vivo en vez de gritar a la tele, ¿no?

Ahora, después de la Copa Mundo cuando termina “la fiesta mundial”, acuerdese que las mejores atletas internacionales están tan cerquita, que han dominado el deporte por años y que merecen su atención porque también juegan el deporte rey.