UC lanza una iniciativa global de alimentos

UC lanza una iniciativa global de alimentos

Story tools

A A AResize

Print

 

Arriba: La presidenta de la UC Janet Napolitano planta orégano en el jardín comunitario dirigido por estudiantes de UCLA (Crédito: Reed Hutchinson/UCLA)

English

La semana pasada la presidenta de la Universidad de California Janet Napolitano dio a conocer la Iniciativa Global de Alimentos de la UC en el transcurso de tres eventos en todo el estado.

La iniciativa reúne a las operaciones de investigación, extensión y del campus de la universidad, en un esfuerzo para desarrollar y exportar soluciones a través de California, los Estados Unidos y el mundo para la seguridad alimentaria, la salud y la sostenibilidad, dijo Napolitano durante una conferencia por la mañana en el patio escolar comestible en Berkeley.

"Es un compromiso a aplicar un enfoque de láser en lo que la UC puede hacer como una universidad pública de investigación - en una de las regiones agrícolas más sólidas del mundo - para asumir uno de los problemas más apremiantes del mundo", dijo Napolitano.

El patio escolar comestible es un jardín de 1 acre y clase de cocina en la escuela media Martin Luther King Jr., fundada por Chez Panisse chef y la propietaria Alice Waters. Se ha convertido en un modelo para enseñar a los niños cómo cultivar y comer una dieta saludable y sostenible.

Waters hizo un recorrido con Napolitano por el jardín y luego en la conferencia de prensa le dio una canasta de huevos de las gallinas del jardín, bromeando que ella estaba "poniendo todos sus huevos" en la canasta de Napolitano.

"Estoy muy emocionada y muy esperanzada porque sé que ella cree como yo que la educación pública es la mejor manera de resolver los problemas del mundo", dijo Waters, una alumna de UC Berkeley.

Visión y liderazgo

Napolitano recibió una recepción igualmente cálida de los líderes agrícolas del estado.

"No hay mejor momento para poner en marcha esta iniciativa que hoy", dijo el presidente del consejo Craig McNamara. "Cuenten con nosotros en el Consejo Estatal de Alimentación y Agricultura. Somos sus socios".

La iniciativa llega en un momento crucial, dijo Napolitano. Mil millones de personas - la mayoría de ellas en el mundo en vías de desarrollo - sufren de hambre crónica o graves deficiencias nutricionales. Más de la mitad de mil millones - principalmente en las naciones industrializadas del mundo - son obesas. En este contexto, el cambio climático y el crecimiento poblacional aumentan una incertidumbre adicional y urgencia sobre cómo alimentar al mundo de forma sostenible.

"El cambio climático y el crecimiento poblacional presionará en gran medida nuestra capacidad para proporcionar una alimentación sana a la gente de aquí y de todo el mundo", dijo Karen Ross, secretaria del Departamento de Alimentos y Agricultura de California. "La propuesta de la presidenta Napolitano de hacer uso de los recursos estratégicos de la organización UC en totalidad hace que sea un socio valioso para hacer frente a los retos y las oportunidades importantes para nuestra producción agrícola y sistema de alimentación".

Napolitano dijo que ella y los rectores universitarios decidieron poner en marcha la Iniciativa Global de Alimentos, después de reconocer que el sistema universitario tiene una posición única para desempeñar un papel de liderazgo en hacer frente a los desafíos relacionados con la nutrición y la sostenibilidad.

Sacar provecho de sus puntos fuertes

Henry Brady, decano de la Facultad Goldman de Política Pública de la Universidad de Berkeley, estaba entre una media docena de líderes de la UC y miembros del Grupo de Trabajo de la Iniciativa de Alimentos de la universidad que se unieron a Napolitano en el patio escolar comestible. También estuvieron presentes el profesor de UC Santa Cruz y director ejecutivo del Centro de Agroecología y Sistemas Alimentarios Sostenibles en ese campus Daniel Press, y Ann Thrupp directora ejecutiva del Instituto Berkeley de Alimentos en UC Berkeley.

Brady dijo que la fortaleza de la iniciativa proviene de la profundidad de trabajo e investigación a través del sistema de 10 campus. Señaló que cada sitio aporta su propia área de experiencia.

"Nosotros, en el Instituto Berkeley de Alimentos estamos tratando de ver cómo podemos transformar el sistema alimentario a ser más sostenible y queremos hacerlo a través de la buena ciencia, buena política, el buen pensamiento", dijo Brady.

Press hizo eco del sentimiento de Napolitano que la participación de la UC llega en un momento crucial.

Dijo que UC Santa Cruz había sido durante mucho tiempo la "nave nodriza" de la agricultura orgánica en California y los EE.UU..

"Sentimos que una gran cantidad de lo que la gente está hablando acerca de la agricultura sostenible y la justicia en el sistema alimentario - estas son cosas en que hemos estado trabajando durante 40 años", dijo Press. "Ahora el mundo es mucho más receptivo".

Helene Dillard, decana de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Ambientales de la Universidad de California, Davis quien se unió a Napolitano en la reunión con la junta estatal, dijo que la gente de UC Davis están particularmente entusiasmados con la iniciativa porque se alinea muy bien con el trabajo ya en curso en el campus.

El año pasado UC Davis lanzó el Centro Mundial de Alimentos para enfocarse en la investigación transformadora de la intersección de la alimentación, la agricultura, la salud y las políticas públicas.

"Ya somos la escuela de agricultura numero uno en la nación y el mundo", dijo Dillard. "Teniendo al sistema de la UC centrándose en esto realmente aprovecha nuestros puntos fuertes".

Más fuertes juntos

En la UCLA, Napolitano fue acompañada del vice canciller ejecutivo y rector de UCLA Scott Waugh; Wendy Slusser, vicerrector de la Iniciativa Campus Saludable de UCLA; estudiantes que dirigen el jardín; y funcionarios de los distritos escolares de Los Ángeles y Riverside.

La iniciativa de UCLA es un esfuerzo integrado destinado a hacer el campus la universidad más saludable del país, promoviendo la salud y el bienestar de los estudiantes, profesores y personal, y ayudar a otras comunidades a alcanzar los mismos objetivos. La Iniciativa Campus Saludable fue concebida y apoyada por los filántropos Jane y Terry Semel. Jane Semel estuvo presente en el anuncio.

Napolitano recorrió el jardín con los miembros del grupo estudiantil DigUCLA. Ella también plantó una planta de orégano y aprendió acerca de conceptos básicos de jardinería de los estudiantes.

Slusser dijo que se emocionó al enterarse que la Iniciativa Campus Saludable sirvió como punto de partida para lo que se ha convertido en un esfuerzo más grande y más fuerte de la Universidad de California. "En lo personal, la iniciativa me está llevando a mis raíces ya que la comida ha sido la fuerza impulsora de mi carrera médica y académica, y también mi padre es un ranchero de California de cuarta generación".

La UC es la universidad de con tierras cedidas de California y ha jugado un papel clave en ayudar a California convertirse en el estado agrícola más importante de la nación. La División de Agricultura y Recursos Naturales de la UC cuenta con expertos en todos los condados de California, ayudando a los agricultores, ganaderos y otras personas hacer frente a temas difíciles como la sequía.

Napolitano señaló que el Instituto Berkeley de Alimentos estudia la relación entre el control de plagas, la conservación y seguridad de los alimentos en las granjas de la costa central; el Centro Mundial de Alimentos de UC Davis se encuentra con otros 26 centros dedicados a los alimentos y la agricultura en ese campus; estudiantes y profesores de la Universidad de California Santa Cruz están transformando el campo de la agroecología; y la iniciativa de vanguardia de Campus Saludable en UCLA toca a todos los miembros de la comunidad universitaria.

"Hacemos mucho", dijo Napolitano, "pero juntos, podemos hacer más".

Los ejemplos de los proyectos que se llevarán a cabo en la primera fase de la Iniciativa Global de Alimentos de UC incluyen: ampliar el aprendizaje basado en la experiencia, incluyendo jardines de demostración; la minería de datos de la información existente para ayudar a desarrollar ideas y planes de acción para la agricultura y respuestas al cambio climático; la organización de las despensas de alimentos, para que los alimentos lleguen a las bocas hambrientas en vez de desperdiciarse; y el desarrollo de políticas para mejor habilitar a los pequeños productores para convertirse en proveedores.

Este artículo fue publicado como parte de una colaboración editorial en curso entre New America Media y la Universidad de California.