Proyecto de ley cuidado de salud para todos aprobado por comité del senado

Proyecto de ley cuidado de salud para todos aprobado por comité del senado

Story tools

A A AResize

Print

 

English Translation

Sacramento, CA - Más de una vez, médicos en la sala de urgencias donde acudía María Contreras cuando los dolores de los cuales sufría siguiendo una cirugía se hacían insoportables la negaron diciéndole que tomara ibuprofeno o Tylenol.

No la examinaron, dijo hablando en español con un intérprete, porque para que eso suceda, "tienes que estar muy, muy mal; tienes que estar muriéndote".

El sistema de cuidado de salud en los Estados Unidos, afirmó la originaria de México de 47-años de edad, necesita ser renovado para que personas indocumentadas y sin seguro como ella puedan tener acceso a una buen cuidado de salud y no sólo la atención limitada que provee su tarjeta de Medi-Cal de emergencia.

Contreras se encontraba en el mitin de Health4All el 13 de abril, añadiendo su voz a los más o menos 300 personas gritando lemas que se habían reunido en la escalinata en el norte del edificio del Capitolio para exigir que cada californiano tenga acceso a servicios de salud. Muchas de las personas en la manifestación eran indocumentadas y sin seguro médico como ella.

Apenas dos días después de la manifestación, el Comité de Salud del Senado votó 7-0 en SB 4, un proyecto de ley presentado por el senador Ricardo Lara, D-Bell Gardens, que proporcionaría servicios de salud a todos los californianos, independientemente de su estatus migratorio.

La votación se produjo después que el comité escuchó a tres inmigrantes indocumentados jóvenes dar testimonios desgarradores sobre los estragos causados en sus vidas por no tener acceso a la atención médica.

Gabriel Águila, un trabajador de salud con la Clínica Monseñor Romero en Los Ángeles, fue uno de ellos. Testificando en español, dijo que fue diagnosticado con diabetes hace seis años, y más recientemente con un tumor. Acceder servicios de salud, dijo, ha sido un reto.

"Por favor, reformen nuestro sistema de cuidado de salud", suplicó.

La votación siguió líneas partidistas, con todos los siete demócratas en el comité apoyando SB 4, y los dos republicanos en el comité, los senadores Janet Nguyen, R-Garden Grove, y Jim Nielsen, R-Gerber, se abstuvieron.

El presidente del comité el senador Edward Hernández, D-West Covina, dijo antes de la votación que estaba convencido de que todos los inmigrantes en Estados Unidos merecían el acceso al cuidado médico. California, estuvo de acuerdo con Lara, debe tomar un papel de liderazgo en realizar esto.
Al igual que la senadora Lois Wolk, D-Davis, antes que él, Hernández dijo que a él también le gustaría ser agregado como un coautor de SB 4.

El proyecto de ley permitiría a las familias inmigrantes de bajos ingresos en California recibir cuidado médico regular a través del programa de seguro de salud del estado para personas de bajos ingresos llamado Medi-Cal (Medicaid en el resto de la nación). El proyecto de ley también permitiría a los inmigrantes indocumentados cuyos ingresos están por encima del límite de elegibilidad de Medi-Cal adquirir un seguro a través de Covered California, el mercado en línea del estado creado en virtud de la Ley de Cuidado de Salud Asequible 2010 (ACA por sus siglas en inglés).

Actualmente los inmigrantes indocumentados están excluidos de comprar cuidado de salud a través de los intercambios estatales.

Lara dijo que ha estado trabajando con funcionarios en Washington, DC, en una exención federal para permitir que los inmigrantes indocumentados compren seguros en el intercambio del estado, llamado Covered California. Si eso no se logra, dijo, una de las cláusulas del proyecto de ley permitiría que el estado establezca un intercambio separado para proporcionar cobertura equivalente a los inmigrantes indocumentados.

Lara le dijo al comité que uno de cada 10 californianos es indocumentado, sin embargo los inmigrantes indocumentados generan millones de dólares para la economía del estado. Dijo que la gente no debería morir a causa de enfermedades fácilmente tratables y accidentes simplemente porque no pueden acceder la atención sanitaria.

Es "una área importante donde el gobierno federal ha fallado", afirmó Lara.

Ronald Coleman, gerente de asuntos gubernamentales con el Centro de Políticas del Inmigrante de California, estuvo de acuerdo, diciéndoles a los miembros del comité, "Tienen que corregir este error".

Un nuevo estudio realizado en 50 estados publicado la semana pasada por el Instituto en materia de tributación y Política Económica encontró que los 3,1 millones de inmigrantes indocumentados que actualmente viven en California colectivamente pagaron $ 3,2 mil millones en impuestos estatales y locales en 2012. Esto representa un aumento de $ 500 millones en un informe similar hace dos años.

"Invertir en los inmigrantes es invertir en California", afirmó Coleman.

Pero para los dos republicanos en el comité, la cuestión de donde vendría la financiación del proyecto de ley - la misma pregunta que estancó en el Comité de Asignaciones del Senado un proyecto de ley similar propuesto por Lara el año pasado - siguió incierto.

La senadora Nguyen reconoció que "nuestro sistema de salud tiene muchas deficiencias", una muy importante siendo no tener suficientes médicos y dentistas en la red de Medi-Cal debido a la baja tasa de reembolso del estado. Pero si el estado aprobaría el proyecto de ley de Lara, se preguntó si California sería capaz de "sostenerlo" económicamente. El proyecto de ley, dijo, viene con un precio de más de mil millones de dólares, que ella dijo tendría que salir del fondo general del estado.

Lara dijo que está de acuerdo con Nguyen que los médicos de Medi-Cal necesitaban ser reembolsados adecuadamente. Pero señaló que SB 4, a diferencia de SB 1005, el proyecto de ley de Cuidado de Salud para Todos que patrocinó el año pasado, era mucho menos costoso. Es porque bajo SB 4, no se proporcionará ningún apoyo financiero del estado para la gente que compra un seguro a través del intercambio. Señaló que cerca de un tercio de la población indocumentada en California sería capaz de permitirse el lujo de comprar un seguro en el mercado sin la ayuda del estado.

Además, dijo, si la suspensión colocada por un tribunal de Texas sobre la acción ejecutiva del presidente Obama para expandir el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) e iniciar la Acción Diferida para Responsabilidad de los Padres (DAPA) se levanta, se estima que 1,25 millones de inmigrantes indocumentados en California pueden ser elegibles para la autorización de trabajo y el alivio de la deportación. Eso reducirá a la mitad el número de inmigrantes sin seguro médico en California, lo que reduce el gasto de Medi-Cal de emergencia en ellos, dijo él.

El estado ya está gastando cerca de $ 1,7 mil millones en su población de Medi-Cal de emergencia. Bajo la medida de Lara, sólo estaría gastando un adicional de 2 centavos por cada dólar que gasta para proporcionar Medi-Cal completo, dijo Coleman.

SB4 se dirige ahora al Comité de Asignaciones del Senado. Si es aprobado allí, el pleno Senado lo escuchará.

"Estoy optimista sobre el proyecto de ley siendo aprobado, sobre todo porque tanto el presidente pro tempore del Senado Tem Kevin de León y la presidenta de la Asamblea Toni Atkins han priorizado el proyecto de ley", Lara dijo a New America Media.

Anthony Wright, director ejecutivo de Health Access, la red estatal de defensa del consumidor de atención médica, dijo que creía que el proyecto de ley será ley este año. "Tenemos el viento a nuestras espaldas", dijo.

El proyecto de ley de Lara disfrutó amplio apoyo de los representantes de más de 30 organizaciones de salud, trabajo, educación y defensa de inmigrantes, que dieron a conocer sus sentimientos en la audiencia.