Semana de la Constitución: Un tiempo para reflexionar sobre la importancia de la ciudadanía estadounidense

Semana de la Constitución: Un tiempo para reflexionar sobre la importancia de la ciudadanía estadounidense

Story tools

A A AResize

Print

 

English Translation

Esta semana celebramos la Semana de la Constitución, un momento para reflexionar sobre la idea exclusivamente estadounidense de que la ciudadanía en este país es un asunto de compromiso y conciencia.

La Semana de la Constitución se centra principalmente en el 17 de septiembre, “Día de la Constitución y Día de la Ciudadanía” - un reconocimiento a los ciudadanos estadounidenses naturalizados y una oportunidad para que estos expresen el orgullo que sienten por su ciudadanía. También celebramos la

Constitución y los derechos y responsabilidades que nos confiere a todos.

En el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS, por sus siglas en inglés), la Semana de la Constitución representa una oportunidad para celebrar la manera en que la Constitución forjó las bases para dar la bienvenida a nuevos estadounidenses – aquellos que han elegido adherirse a nuestros ideales cívicos de “libertad y justicia para todos” y que se han comprometido a unirse a  “nosotros, el pueblo” en la búsqueda de una “unión más perfecta”.

Nuestra celebración incluye ceremonias especiales de naturalización a través de toda la nación, en las que destacamos la conexión especial entre la Constitución y el honor, privilegio y responsabilidad de convertirse en ciudadano estadounidense a través de la naturalización.

Estas ceremonias tienen un significado especial para mí. Mis padres y abuelos fueron refugiados cubanos. De niño, presencié como mis padres estudiaron y tomaron el examen de ciudadanía. Antes que hicieran el Juramento de Lealtad, yo no apreciaba plenamente qué significaba verdaderamente la ciudadanía. Pero al ver cuán orgullosos estaban de hacerse ciudadanos, tuve claro - aún en aquel momento - que ellos estaban cumpliendo un sueño de toda su vida, para ellos y para mí.

A lo largo de mi carrera como servidor público, a menudo he prestado juramentos para apoyar y defender la Constitución. Pero, como director de USCIS, uno de mis más grandes privilegios es administrar el Juramento de Lealtad – ese mismo juramento que prestaron mis padres – en ceremonias de naturalización y darles la bienvenida a esos nuevos ciudadanos a la promesa y esperanza de Estados Unidos.

Hoy, los Estados Unidos tiene cerca de 9 millones de residentes legales que son elegibles a la ciudadanía estadounidense. Exhorto a cada uno de ellos a dar un paso adelante y completar ese trayecto de convertirse en ciudadanos estadounidenses. Y prometo, que en cada paso de ese camino, USCIS estará ahí para ayudar, ampliando nuestra capacidad para alcanzar tantas audiencias y comunidades como sea posible.

Ya hemos logrado una colaboración con la Agencia de Servicios Agrícolas (FSA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos para ampliar los servicios a las comunidades agrícolas y rurales. Esta semana, los solicitantes de naturalización podrán comenzar a utilizar tarjetas de crédito para pagar sus tarifas. También esta semana lanzaremos la próxima fase de nuestra Campaña de Educación y Concienciación Pública, con nuevas herramientas electrónicas de preparación para para tomar el examen de naturalización. Además, estaremos anunciando quiénes serán los nuevos receptores de subvenciones bajo nuestro Programa de Subsidios de Ciudadanía e Integración para brindar más capacidades a las comunidades para preparar a los inmigrantes para obtener la ciudanía.

Cada nuevo ciudadano estadounidense aporta un nuevo conjunto único de habilidades y experiencias que puede utilizar para mejorar nuestras comunidades y nuestra nación. Cada uno de ellos puede ayudar a renovar nuestra esperanza compartida de que tenemos posibilidades ilimitadas disponibles para cada persona que abrace las oportunidades que este país ofrece bajo su Constitución.

En ese primer Día de la Constitución en 1787, cuando Benjamín Franklin salió de la Convención Constitucional y se le preguntó qué tipo de gobierno había sido creado, Franklin contestó: “Una República, si pueden mantenerla”.

Este es el reto en este Día de la Constitución y Día de la Ciudadanía. Pero estoy seguro que “nosotros, el pueblo”, si somos fieles a nosotros mismos y entre nosotros, aseguraremos las bendiciones de libertad para nosotros y para nuestra posteridad, tal como fue ordenado y establecido por nuestra Constitución.

León Rodríguez es el Director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos. Habló la semana pasada en Dallas durante la conferencia nacional Unidos por la Ciudadanía, organizada por la Campaña de Nuevos Americanos (New Americans Campaign).