Pacific News Service dba New America Media Anuncia el Cierre de la Organizaci├│n

Story tools

A A AResize

Print

 

La junta directiva y el personal de la organización no lucrativa New America Media (NAM), y su organización matriz Pacific News Service (PNS), anunciaron hoy que las dos entidades cesarán operaciones el 30 de noviembre, 2017.

“Por 45 años, Pacific News Service ha liderado nuevas formas de diversificar el periodismo y las comunicaciones en este país”, dijo el presidente de la junta directiva Lawrence Wilkinson. Wilkinson es el presidente del consejo de Heminge & Condell, una firma de asesoría estratégica y de inversiones, y co-fundador de Global Business Network (GBN).

“Mucho antes de que términos con participación cívica, medios de la juventud, reportajes en colaboración, y periodismo inclusive estuvieran de moda, PNS y NAM estaban inventando como implementarlos”, comentó otro miembro de la junta directiva James Bettinger, director durante largo tiempo (actualmente emérito) del programa John S. Knight de becas para periodismo en la Universidad de Stanford.

Financiada con subsidios de fundaciones y contratos, la agencia de noticias y comunicaciones lanzó muchos exitosos proyectos que ampliaron las fronteras del periodismo.

“Siempre hemos aspirado a hacer más de lo que nos permitían nuestros recursos”, dijo la directora ejecutiva de NAM Sandy Close. “Crecimos demasiado rápido, y no quisimos recortar programas luego de que su financiación había expirado. Llegamos a un punto donde no logramos sostenernos, en la forma en que actualmente estamos constituidos”.

De todas las iniciativas de PNS, ninguna fue más ambiciosa en alcance e impacto que New America Media. Fundada hace 20 años durante un almuerzo chino en San Francisco para 24 reporteros de medios étnicos, se inspiró en la búsqueda de PNS de formas más efectivas de reportar sobre una América cada vez más diversa. “¿Cómo podría un medio convencional como el nuestro hacer su trabajo cuando había cambiado lo convencional?” dijo Close. “Decidimos forjar asociaciones con medios étnicos que nos permitieran compartir contenido sobre y entre los crecientes grupos raciales y de idiomas en el Área de la Bahía”.

La comida de fundación le abrió las puertas a un universo de periodistas y realizadores de medios hambrientos de trascender sus silos culturales y extender su cobertura. Los líderes de medios étnicos se dieron cuenta de que, luego de años de ser ignorados por los medios convencionales, podían ganar visibilidad y respeto al unirse.

“Si reunimos nuestras circulaciones combinadas, somos mayores que cualquiera de los periódicos convencionales”, Alex Esclamado, editor en ese entonces de Philippine News, exclamó.

New California Media nació por proclamación en ese almuerzo. Lo que comenzó como un modesto impulse para diversificar el lente de las noticias locales de PNS se convirtió durante la siguiente década en New America Media.

Los medios étnicos se volvieron nuestros directores de ruta, dice Close, inspirando a NAM a ir más allá del periodismo para convertirse en de cierta forma en una asociación de la industria y desarrollar un brazo de mercadeo social. NAM organizó premiaciones y simposios para traer mayor visibilidad al sector, ofreció conferencias de prensa con expertos y funcionarios públicos, coordinó programas de becas y talleres de entrenamiento profesional, facilitando un intercambio de noticias, y desarrolló campañas de concientización pública que le han traído más de $10 millones al sector.

“El directorio de medios étnicos de NAM es como un mapa de la nueva topografía de los Estados Unidos”, dijo Bettinger.

Él añadió “sus reuniones agruparon a reporteros de comunidades afroamericanas, hispanas, asiáticas, del Medio Oriente, de Europa del Este, de África y del Afro-Caribe—muchas veces por primera vez—educando a los legisladores al tiempo que aumentaban su propio conocimiento en el sector”.

Para capturar sus perspectivas y documentar el alcance de los medios étnicos, NAM comisionó algunas de las primeras encuestas multilingües en el país realizadas por el fallecido encuestador en español Sergio Bendixen. Una de las primeras encuestas sobre el alcance del sector llegó a la primera página del Wall Street Journal, una alerta al periodismo convencional. Los medios étnicos eran realmente un género distintivo que servía a uno de cada cuatro adultos norteamericanos.

El trabajo de NAM puso a los medios étnicos en el radar de una forma sin precedentes, recuerda Mónica Lozano, editor del periódico en español La Opinión y directora general de su compañía matriz, ImpreMedia LLC. “NAM tuvo un impacto tan grande que vivirá más allá de la organización. Construyó lazos comunitarios que continuarán cambiando la narrativa, elevando voces, uniendo comunidades y demostrándole a la sociedad en general que somos más fuertes que cualquier medida divisoria que otros traten de imponer”.

La parte más fascinante del trabajo de NAM, anota Close, es ver a los medios colaborando a través de idiomas y culturas para enfrentar temas que afectaban a sus comunidades. “Los medios afroamericanos en Arizona se unieron a los medios árabe-americanos, latinos, asiático americanos, y nativo Americanos para denunciar la ley estatal (SB 1070) que le permitiría a la policía detener a personas y pedirles sus documentos. Ese fue uno de los muchos ejemplos”.

Close dice que NAM no hubiera exisitido sin las bases sentadas por Pacific News Services, y que muchos reporteros iniciaron allí sus carreras.

Establecido en 1970 por el renombrado académico Franz Schurmann (quien también fue pareja de Close por décadas) y reporteros independientes como Orville Schell, la misión de PNS fue retar las narrativas oficiales del gobierno sobre el rol de Estados Unidos en Indochina.

Cuando terminó la Guerra, PNS usó el mismo modelo de recurrir a voces independientes para cubrir otras noticias extranjeras y nacionales.

Un destacado fue el documental corto de Jessica Yu premiado por la Academia “Breathing Lessons”, comisionado por PNS para contar la historia de otro escritor de PNS, Mark O’Brian, uno de últimos 100 norteamericanos que vivió en un pulmón de hierro.

A través de los años, PNS puso particular atención a la creciente intervención de los Estados Unidos en las guerras de América Central, el crecimiento del fundamentalismo religioso como una fuerza de cambio político, y el impacto de una inmigración sin precedentes en cada aspecto de la vida nacional.

“Pero fue la entrada de PNS a las comunicaciones de la juventud lo que nos hizo darnos cuenta de que podíamos hacer más que reportar, podíamos realmente reunir a gente de las comunidades que estábamos tratando de cubrir”, recuerda Close.

A finales de los 1980s y principios de los 90s – una época de violencia urbana sin precedentes – PNS quiso ver detrás del estereotipo de la juventud en zonas úrbanas desfavorecidas como “ultra depredadores”. Comenzó a reclutar a gente joven para que hablara en foros con legisladores y para escribir en los medios convencionales. “La revista Harper’s estaba lamentando la muerte de la literatura, sin embargo aquí estaban estos jóvenes, inventando nuevas formas de autoexpresión en las calles y en las correccionales de menores”, dice Close.

Entre los múltiples proyectos de los medios de jóvenes PNS lanzó o co-fundó YO! Youth Outlook, Youth Radio, actualmente un líder nacional en el campo de los medios para jóvenes; The Beat Within, una publicación semanal de escritos y arte provenientes de talleres que organizó en correccionales de menores; y Silicon Valley De-Bug, un cuadernillo para gente joven trabajando en las líneas de producción de la industria tecnológica. The Beat Within y De-Bug también ya son empresas independientes.

En el 2011, la agencia inició seis plataformas de medios producidas por jóvenes en comunidades que cuentan con pocas plataformas de noticias autóctonas de su propiedad.

Cuatro ejes operan ahora de forma independiente como YouthWire, un proyecto de Community Partners. La red YouthWire se extiende de Coachella a Merced. Otros dos ejes, Richmond Pulse y South Kern Sol, funcionan en forma local e independiente.

“Actualmente nuestro reto es garantizar que el trabajo de NAM pueda vivir sin NAM”, dice Close.

Durante las próximas semanas, NAM estará explorando formas alternativas de continuar con proyectos claves que aprovechen el acceso especial de los medios étnicos a audiencias marginadas.

“Confiamos que, con todos los retos, el sector de medios étnicos no desaparecerá”, dice Wilkinson. “Mientras la migración global se acelera, muchas poblaciones de la diáspora necesitarán mensajeros confiables de los medios para mantenerse informados y conectados. Más inmediatamente, creemos que el compromiso del sector por trabajar unidos—de ser un puente entre las divisiones raciales y étnicas—será más vital que nunca”.

Para más información comuníquese con:

Sandy Close, directora ejecutiva PNS/NAM
Correo electrónico: sclose@newamericamedia.org
Tel: 415-503-4170

James Bettinger, director emérito, programa de becas JSK – Universidad de Stanford
Correo electrónico: jimb@stanford.edu
Tel: 650-255-2877

Lawrence Wilkinson, director general, Heminge & Condell
Correo electrónico: lawrence.wilkinson@gmail.com